¡Hola!

Aquí vas a encontrar un pedazo de mi alma, de lo que me encanta hacer y disfrutar, sí, escribir. Espero te guste y puedas regalarme un Like ♡ al final, si te gustó o conoces a alguien que le guste leer, recomiéndame comparte en redes, así creceremos juntos como comunidad.

Mildred Niño

La conexión



Mamá ballena y su pequeña hija salieron a dar un paseo por la bahía, era una linda mañana de verano. Mientras mamá ballena miraba maravillada los veleros, escuchó a su hija gritando, a pesar de su gran peso, mamá ballena giró rápidamente para ver qué le pasaba a la pequeña.



—Mamá ayúdame, tengo algo en el hoyo de la cabeza y no puedo respirar—dijo la hija ballena.



—Cálmate hija, es sólo una estrella de mar que se te ha pegado allí en el espiráculo, el hoyo que tenemos las ballenas para respirar—clamó mamá ballena.



—Disculpe señora, no soy sólo una estrella de mar. Soy el jefe de la tribu de estrellas de mar que vivían en el arrecife de coral—dijo la estrella de mar.



—Correcto señor jefe, pero podría usted quitarse del espiráculo de mi hija, la está ahogando—dijo mamá ballena.


—Lo haría con mucho gusto mi señora, pero no se va a poder, resulta que la tribu y yo no tenemos donde vivir. El hombre destruyó nuestro arrecife y hemos decidido que las ballenas tienen cuerpos muy grandes y podemos vivir sobre ustedes—dijo el jefe estrella de mar.


La hija ballena ya se estaba poniendo más azul de lo normal, aunque sus pulmones tenían una gran capacidad empezó a sentirse sofocada. Su madre percibió que no podría razonar con el jefe estrella de mar y empezó a empujar a su hija en dirección a la costa.



Llegaron hasta donde estaban los veleros atracados, mamá ballena empezó a llamar la atención de los humanos, uno de ellos, el que tenía un tatuaje de una concha marina bañada por una ola en un brazo, notó la presencia de las ballenas y pudo arrancar la estrella de mar del espiráculo de la hija ballena. El humano devolvió la estrella al océano, empezó a acariciar a la pequeña ballena, mientras mamá ballena empezó a cantar y fue en ese momento que se dio una conexión extraña entre animal y humano, a tal punto que el humano pudo visualizar lo que había pasado con el arrecife y las estrellas de mar.


Mamá ballena junto a su hija retornaron a su hogar prometiéndole al jefe que lo ayudarían a buscar otro arrecife, ya que ellas viajaban grandes distancias y conocían varios.


Un tiempo después mamá ballena se encontró con el jefe estrella de mar y le contó que su hija ya era una adulta que recorría los cinco océanos ayudando a animales sin hogar, de su parte el jefe contó que estaba feliz pues hacía poco que la tribu había podido regresar al arrecife. Aquel hombre tatuado junto con otros logró regenerarlo. Mamá ballena miró a la costa y sonrío.








Espero hayas disfrutado de este relato y lo compartas, tal vez puedes leerlo en la noche a tus hijos antes de dormir y pregúntales si les gustó o que entendieron, seguro ellos te sorprenderán.



- Mildred Niño -




Las imagenes usadas en este relato son parte de PNGEGG con Licencia Non-commercial use, DMCA


121 vistas

©2020 El Blog de Mildred por Mildred Nino, Política de cookies · Política de privacidad · Código de Conducta