¡Hola!

Aquí vas a encontrar un pedazo de mi alma, de lo que me encanta hacer y disfrutar, sí, escribir. Espero te guste y puedas regalarme un Like ♡ al final, si te gustó o conoces a alguien que le guste leer, recomiéndame comparte en redes, así creceremos juntos como comunidad.

Mildred Niño

Agua para unicornios



Ustedes deben saber que el agua para los unicornios no puede ser de cualquier clase, no señores, debe ser el agua más clara y limpia posible, de lo contrario la ingesta de otra calidad de este líquido puede generarles graves problemas digestivos e incluso puede llegar a causarles la muerte. Son animales de sumo cuidado y es por esto que es para mí un orgullo presentarles a uno de los pocos especímenes de unicornio que vive actualmente en la tierra, con ustedes Esplendido.


Así presentaba Horacio, el dueño del circo, a la estrella de su espectáculo, un unicornio viejo que a pesar de los años lucía bien, pero que ya estaba cansado, todo lo que había hecho en su vida desde que Horacio lo había capturado, era saltar obstáculos, hacer pasos de baile y saltar sobre aros en fuego. Al principio fue divertido, pero luego de un tiempo, Esplendido quería volver a su hogar, al bosque de donde lo sacaron.


Esplendido muchas veces intento escapar, pero Horacio era un viejo lobo al que no se le podía engañar tan fácilmente, en cada intento de huida, Horacio reforzó las medidas de seguridad.


Al viejo unicornio sólo lo alegraba Amatista, la hija de Horacio, era su fiel amiga desde que ella tenía 10 años, pero ahora que se casaba, dejaría el circo para establecerse en Nueva York junto a su esposo. Esplendido se estaba muriendo de tristeza, no le quedaba nada por que vivir, hacía sus actos lentamente y sin gracia, a lo que Horacio respondía con castigos y maltratos, pues no comprendía lo que le ocurría al unicornio, nunca lo comprendió. El circo arribo a Nueva York para hacer algunas presentaciones, entonces Amatista aprovecho parar visitar a su padre y a Esplendido. Pero al ver al cuadrúpedo, se dio cuenta de lo mal que la estaba pasando el animal.


Esa noche la mujer no pudo dejar de pensar en cómo ayudar a su amigo, al día siguiente volvió al circo, habló con su padre sobre el animal, dijo que ella podría llevarlo a algún sitio que protegiera especies en vía de extinción. Horacio no atendió sus súplicas, no aceptó ninguna de las ideas de Amatista y puntualizó la conversación diciendo que Esplendido era la única razón por la que la gente venía a su circo y que él ya estaba muy viejo para empezar de nuevo.


Amatista salió del camerino de su padre directo a los establos, allí retiró los filtros del sistema de purificación del agua que le daban a Esplendido. A los pocos días el unicornio empezó a sentirse muy mal, hasta que una noche, una voz le susurró al oído palabras ininteligibles, Esplendido abrió los ojos y vio un hermoso bosque donde pudo escuchar nítidamente bienvenido a tu hogar.






43 vistas

©2020 El Blog de Mildred por Mildred Nino, Política de cookies · Política de privacidad · Código de Conducta