Mi Vecino

Actualizado: 1 nov 2020


El día domingo, desperté muy tarde, había pasado una pésima noche pensando en Federico. A los 18 años era lo único en lo que pensaba, era mi vecino, vivía en la casa de al frente y desde mi habitación podía ver la suya. La noche anterior Federico se había ido de fiesta y llegó alrededor de las 4 de la mañana, por supuesto estuve despierta hasta que llegó, gracias a las redes sociales y a que él era un chico muy popular en la universidad, podía saber todos sus movimientos. Primero escala en casa de Jen -Federico y Jen estaban de frente mirándose y sacando sus lenguas, hubiera puesto el emoji de vómito pero no podía ser tan evidente- luego shots en el bar de moda, foto de Federico con sus amigos trogloditas babeando por dos rubias en diminutos shorts, seguido por karaoke en una fiesta privada, live de Federico cantando un trap horrendo con las mismas cinco palabras durante toda la canción.