Desarrollar ideas para la escritura

6 + 2 Técnicas Para Escribir [LA HOJA EN BLANCO]




Uno de los problemas más comunes a los que se enfrentan los escritores es la búsqueda del tema a desarrollar, la famosa hoja en blanco. Suele suceder que te sientas a escribir y no te fluye nada. Para estos casos en los que ni siquiera sabes sobre qué escribir, existen algunas técnicas que suelen ser efectivas y las vas a ver aquí, conmigo.


En esta entrada del blog, hay ampliación de información a la suministrada en el video, por lo que estas por leer contenido exclusivo en El Blog de Mildred.


 

La primera técnica

El binomio fantástico


Se trata de una técnica muy sencilla. Consiste en tomar dos situaciones u objetos que no tengan nada que ver entre sí y relacionarlos. Se enfrentan y se intenta juntarlos a fuerza de ingenio en una breve historia.


Por ejemplo: pizza y árbol, como puedes ver aparentemente estas dos palabras no tienen relación alguna, sin embargo, puedes empezar un relato basado en ellas.


Debes tener en cuenta, que en el primer párrafo debe quedar clara la relación de los dos objetos. También podrías relacionar las palabras en el título del relato o historia.


Mira como puede quedar el ejemplo aplicando esta técnica:



La tarde que ella me dejó hacía un calor infernal, tenía hambre y estaba sediento. Al salir de su casa tiré la puerta. Avancé sin dirección alguna, jalonado por la rabia. En una esquina un hombre vendía pizza, le compré dos porciones y fui a sentarme debajo de un árbol en el parque al frente de su casa. Allí me quedé esperando a verla una última vez.

Esta es una técnica de fuerza, es decir, obliga al cerebro a crear enlaces para generar mayor cobertura en los textos y así comenzar la idea general.


IMPORTANTE:


Debes plantearte una situación cualquiera en donde pienses en cada palabra, es decir, pizza estimula el hambre, entonces el escrito debe contener hambre o temas similares. El árbol, puede dar sombra o servir de apoyo, así que lo usamos para tener sombra, tú puedes usarlo con el tema que quieras, solo es cuestión de hallar la conexión y tu escrito comenzará a tener forma.


Ahora inténtalo tu...




La segunda técnica

La Hipótesis Fantástica


Esta técnica se basa en un estímulo muy sencillo: tomar el interrogante ¿Qué pasaría si…….? y rellenar los puntos suspensivos con diversas posibilidades que se te vayan ocurriendo. Se trata de hacer la pregunta y contestarla en forma de relato, es decir, dotando a la respuesta de unos personajes, un punto de vista, una introducción, un nudo y un desenlace.


Ejemplo...


¿Qué pasaría si mañana no sale el sol?


¿Qué pasaría si hoy me crece barba de repente?


¿Qué pasaría si mi gato se convierte en un león en las noches?