Ya no seré - Poema


Ya no seré





Debo decirles que nací sin pies,

en un día gris de invierno,

pero así soy feliz,

siempre riendo.


Ayer perdí algo valioso para mí,

es lo que me hace único,

sin eso no seré lo que fui.

Sin ella me veo más chico.


El niño que me hizo, tiene un conejo.

Este me mordisquea el cuerpo

y me quedo perplejo,

no le importa cómo me siento.


Ayer, el conejo jugueteaba con una zanahoria.

era mi nariz, la que llevaba entre dientes.

Sentí que moría,

Ya no seré más un muñeco de nieve.


Mildred Niño




Papitos Un mensaje Importante para Ustedes




Estimulación emocional y Desarrollo cognoscitivo




La poesía es un género literario que nos emociona y estimula nuestro cerebro, su lectura no se hace de forma lineal como estamos acostumbrados, sino de estímulos sonoros y gesticulares para darle un sentido más brillante y vivo.


Cada que creamos o leemos un poema, especialmente para los niños, se fortalece el lenguaje. Esto debido a que las estructuras del poema, suelen ser más complejas y elaboradas, en comparación con los cuentos. Así que, si lees a menudo poemas a tus niños estarás fortaleciendo su lenguaje y su conciencia fonológica. Sin darte cuenta, estás trabajando pronunciación y aprendiendo nuevas palabras.


La rima, que es la principal característica del poema, genera en los niños una mayor expresión verbal y conjugación del lenguaje, así es como los niños aprenden a combinar sonidos para formar frases. Usando palabras que comienzan a comprender, mejorando su respiración y los tiempos de lectura.


Existe algo que para muchos padres resulta difícil estimular, y es la dicción. En actuación o simplemente en la vida cotidiana, es indispensable manejarla para tener una buena expresión y pronunciación, no solo de las palabras sino de los textos y de una comunicación oral fluida. Alienta a tu niño a recitar poesías, estas generan el correcto uso de las pausas, la respiración y el entrelazado de las frases.


Por último, y no menos importante, mediante la poesía infantil, podemos trabajar diferentes valores: la empatía que tanta falta hace en estos tiempos, la felicidad, la amistad y el amor por los demás. Además, se pueden tratar otros temas específicos o traumas que se generan en los niños, como situaciones complejas o preocupaciones.


Lee una poesía a tu hijo, aquí les comparto un pequeño intento en este campo, nuevo para mí. La poesía requiere un conocimiento amplio de léxico y haber leído mucho para poder desarrollarla. En mí hay una incipiente semilla por escribir poesía, me gusta la sonoridad al leerla y los profundos sentimientos que ella conlleva. A lo mejor estos rasgos aún no se destaquen en esta muestra, pero la hice con cariño para los pequeños.